Categories:

Los derechos sexuales y reproductivos como derechos humanos.

La salud sexual y reproductiva es un derecho humano consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos específicamente en el articulo 4 que a la letra dice lo siguiente: “…Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos… Toda persona tiene derecho a la protección a la salud…”

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) México ocupa la tasa de fecundidad más alta entre los países integrantes en razón de 76 nacimientos por cada 1000 mujeres entre los 15 y 19 años de edad, eso en cuanto a embarazos adolescentes se refiere ¿Y que hay de las ETS? Según estadísticas de la Secretaria de Salud se  registraron en 2020 más de 4,700 defunciones en nuestro país relacionadas con padecimientos como el VIH. Eso sin contar que la lista se alarga si hablamos de mortalidad por cáncer de mama (que es el resultado del VPH).

Desgraciadamente todos estos datos tienen un común denominador: La falta de información y la falta de acceso a los servicios de salud. La mayoría de la población desconoce que es una obligación del estado proveer de información, garantizar y fortalecer los derechos humanos de las y los gobernados, y, obviamente el derecho a la información y el derecho a ejercer una sexualidad sana y responsable también son derechos humanos.

Por otra parte, la educación, y muy en específico la educación sexual a pesar de ser incluida en los programas de estudio de escuelas tanto publicas como privadas no llega a ser suficiente pues generalmente son los sectores mas desprotegidos y marginados que no tienen acceso a los servicios educativos los que se ven afectados.

De lo anterior expuesto cabe resaltar que nuestro país aun se encuentra en pañales en cuanto a políticas de salud pública que permitan a todas y todos el derecho a ejercer de forma libre sobre su sexualidad, reproducción y orientaciones, esto sin que se llegue a sufrir de algún tipo de discriminación o violencia.

Dichas políticas deben de constar de:

  1. El acceso libre a la información y a los servicio de salud, métodos anticonceptivos y de protección contra ETS. (en muchos casos no se lleva a la practica sobre todo con menores de edad).
  2. La libre decisión sobre la maternidad (legislar sobre el aborto) solo la CDMX y el Estado de Oaxaca han despenalizado el aborto.
  3. La vida libre de violencia de género y de prácticas que atenten contra la integridad física, psicológica y sexual de los seres humanos como por ejemplo los matrimonios forzados etc.

“…En todo el mundo, a millones personas se les impide ejercer los derechos sexuales y reproductivos o son perseguidas y perseguidos  si se atreven a hacerlo. Numerosos gobiernos, grupos religiosos, líderes políticos, o incluso personas cercanas intentan dictar a quién podemos besar, a quién podemos amar, cómo debemos vestirnos, cuándo podemos tener hijos y cuántos. La falta de control sobre el propio cuerpo y la sexualidad tiene un tremendo impacto especialmente en la vida de las mujeres y las niñas, pero también se ceba con las personas gays, lesbianas, transgénero, bisexuales o intersexuales…” (Amnistía internacional).

 

Escrito por:
L. D. MARÍA GUADALUPE RODRÍGUEZ JUÁREZ

Coordinación de la Licenciatura en Derecho, Universidad IUM.

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *