Categories:

Hablemos de Resiliencia

La capacidad de levantarse y seguir adelante después de situaciones difíciles y dolorosas afrontando todo aquello que la vida nos presenta y superando todos obstáculos del camino se denomina resiliencia. La resiliencia favorece la adaptación a las experiencias adversas.

El término “resiliencia”, se gestó inicialmente con relación a la flexibilidad y resistencia de un metal y su capacidad de recobrar su estado original ante determinadas pruebas experimentales con el fin de determinar la calidad del mismo.

En este sentido, entonces, la resiliencia humana es la capacidad de resistir, adaptarse y superar las adversidades. Es la fuerza interna que nos impulsa y nos permite transformar las inclemencias de la vida en motivación para crecer y ser mas fuertes.

Rutter define la resiliencia como «el fenómeno por el que los individuos alcanzan relativamente buenos resultados a pesar de estar expuestos a experiencias adversas». No representa la inmunidad o impermeabilidad al trauma sino la capacidad de recuperarse en las experiencias adversas. Sin embargo, para otros autores no es una mera resistencia a la adversidad, sino que hace referencia a la capacidad de crecer o desarrollarse en los contextos difíciles.

La resiliencia es una capacidad con la que todos contamos en mayor o menor medida, sin embargo, esta puede desarrollarse. El ser resiliente no es sinónimo de no experimentar dolor, angustia, tristeza, etc. Sino de poder sobreponerse a ello y fortalecerse

Las personas que son resilientes se comprometen consigo mismos, desarrollan inteligencia emocional, toman el control de las situaciones difíciles, se mantienen abiertos a los cambios, son creativos, poseen buena autoestima, son optimistas, tolerantes a la frustración, toman las cosas con humor y se adaptan a las circunstancias. Algunos autores tales como Viki Morandeira destacan como pilares de la resiliencia: El autoestima consistente, la Introspección, la Independencia, la sociabilidad, la autoexigencia, el humor, la creatividad, el pensamiento Crítico y  manutención de valores.

El desarrollo de esta capacidad nos permite crecer ante la adversidad y ser más fuertes, pero ¿cómo podemos desarrollar resiliencia? No existe un método especifico para desarrollar resiliencia sin embargo podemos trabajar en nuestro autoconocimiento, autoestima, aceptando que la vida no es perfecta pero que podemos ponerle buena cara al mal tiempo, buscando soluciones en lugar de solo lamentarnos, aceptando todo aquello que no podemos cambiar, recordando que los problemas son temporales, siendo responsables de nuestros actos, aceptando que la vida no siempre es justa y dando lo mejor de nosotros en todo momento.

Es importante desarrollar resiliencia ya que esta capacidad nos permite: trabajar bajo presión, tolerar la frustración, vivir con optimismo y buen humor, aprender de nuestros errores, enfrentar los problemas y darles solución, controlar nuestras emociones, desarrollar confianza en nosotros mismos, entre muchos otros beneficios.

Un ejemplo claro de resiliencia es apreciable en el filme titulado “en búsqueda de la felicidad” en donde el protagonista a pesar de pasar por mil y una adversidades, encuentra en él la forma de salir adelante y luchar por sus sueños.

Y tú ¿Eres una persona resiliente?

Bibliografía:

Cabanyes Truffino J. Resiliencia: una aproximación al concepto. Rev Psiquiatr Salud Ment. 2010;3(4):145–51.

 

Peiró DF. La resiliencia [Internet]. Gestiopolis.com. 2007 [cited 2021 Apr 12]. Available from: https://www.gestiopolis.com/la-resiliencia/

Escrito por:
L. en E. Esteban Maldonado

Coordinación de la Licenciatura en Pedagogía, Universidad IUM.

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *